Kontinuasom


En la jornada de clausura del Festival Cines del Sur de Granada se ha proyectado el documental musical Kontinuasom, largometraje de la productora granadina UTOPI que entra dentro de un proyecto de promoción de la cultura de Cabo Verde. En la cinta se refleja el amplio crisol de sonidos que constituyen la expresión de este archipiélago africano mecido por el Atlántico, encrucijada de culturas por ser territorio de ultramar en medio de dos continentes, haber sido escala de los viajes de la infamia negrera en tiempos de esclavitud y ser colonia portuguesa durante varios siglos.

kontinuasom

Kontinuasom comienza con una bella historia, contada desde una atalaya natural desde la que dos figuras de espaldas disfrutan de la vista de varias islas del archipiélago. El relato cuenta que Dios, al crear el mundo en siete días, se dio cuenta de que le quedaba algo de polvo en las manos. Al limpiarse las motas con unas palmadas, éstas cayeron sobre su obra, justo en medio del Atlántico, formando Cabo Verde.

A la preciosa leyenda le sigue una narración centrada en el viaje por las islas que realiza una bellísima bailarina caboverdiana al recibir la propuesta de trabajar dos años en Lisboa. Ante ella, el dilema de la diáspora. Decide recibir el auxilio de amigos y con la excusa de este recorrido se proyecta en la pantalla la música de Cabo Verde, con actuaciones en vivo de viejos chamanes de la morna (significa lamento) y otros ritmos felices para dejarse llevar por el baile. La alegría se desborda en un fenomenal plano secuencia que empieza con un par de músicos y la bailarina que centra la trama y termina desbordado por las calles de Praia, la capital caboverdiana, con la intromisión de otros cantantes, bailarines y caminantes que se unen a la fiesta de forma escalonada hasta completar una vistosa marabunta de felicidad.

Este pasacalles se encadena con la marcha de la bailarina a Lisboa y la aproximación a los “emigrantes” (800.000 por los 500.000 que viven en Cabo Verde) y a su “saudade” (nostalgia por la alegría pasada). Se suceden de nuevo interpretaciones vocales, instrumentales y grupales, como la filmación de una coreografía operística. Destaca la breve y emocionante aparición de la musa Cesaria Évora, que añade varias mornas desgarradoras, y una muestra final de un trío con una cantante de voz de amplia tonalidad y sentimiento.

Al terminar la proyección el director Óscar Martínez ha hecho una pregunta al respetable: “¿Os han dado ganas de ir a Cabo Verde?” La afirmación era extendida. “Hemos logrado lo que queríamos”, zanjó el cineasta. Si ese era el objetivo, enseñar Cabo Verde, a su gente, su riqueza musical, que suena a la trova de Cuba, a Brasil en carnaval, a fado lisboeta, a ritmo africano de baile sensual y desenfrenado… Kontinuasom es una perfecta expresión, una postal hipnotizadora. Sin embargo, cinematográficamente, hubiera optado por un ritmo más fresco, haber dado más soltura a la cinta y no apoyarse únicamente en las actuaciones musicales, tan numerosas, que ahogan el dinamismo de la película. Eso sí, que me reserven un hueco en el próximo avión, que me han convencido.

Anuncios

~ por sraly en 20 junio 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: