Zaragoza Ciudad


Las alternativas para un fin de semana son muchas. Pero cuando tienes a un amigo que solo escucha rap, te lo intenta meter por la vena, y en la ciudad en la que vives se celebra el mejor Festival del país, las variantes se reducen a una.

Con la batería corporal bajo mínimos y cercano a reponerme con la paella dominguera de toda madre ejemplar, amanezco próximo a una nueva semana con el regusto del flow y los versos de barrio pegados a la resaca de  dos días disfrutando del Zaragoza Ciudad, que se celebró el viernes y el sábado a orillas del Ebro.

La celebración se concentró en Las Playas (la arena residente en mi pelo me lo recuerda esta mañana) de las que hablé en mi anterior post y por ahí vamos a empezar. La elección del sitio vino marcada por varias razones. El desarrollo de los Festivales del Ebro hace lógica la elección de mantener este marco. Pero hay más. Los actos de vándalismo producidos en una anterior edición en la Multiusos enviaban al Festival a ubicaciones temporales y, para este 2009, se enfiló la cola del paro momentáneo porque el Ayuntamiento pensó para esta vez un destierro arenoso poco convincente para casi todos (Hate “improvisó” un par de líneas de reproche para Belloch). A lo visto, Las Playas pueden acoger un certamen, claro, ok???, pero como en Wimbledon, si le pones techo no correrás el riesgo de lo que pasó el viernes,  una tromba de agua que hizo intermitentes las actuaciones y acortó el repertorio de los secundarios, además de calar al público (que viene de toda la península y se deja sus dineros en la ciudad, recuerden en el Ayuntamiento) hasta el tuétano al ser imposible apelotonarse todos bajo las mínimas techumbres del recinto. Otro rasgo visible de esa demonización municipal se observó en el particular Guantánamo en el que se convirtió el Parque del Agua en estas dos fechas. La eclosión de policias nacionales, locales y seguratas de cuerpo moldeado fue bochornosa y cuantitativamente excesiva. No digo en su total extinción, pero sí en ajustar efectivos y actos (se cortaban zonas de paso sin ningún tipo de justificación), para no demonizar al rapero como un chico malo y maltratarlo ante una sociedad de la que es hijo y denunciante. Luego dirán que esa previsión “evitó” problemas y no se hablará del civismo del público (había bastantes chavales jóvenes, incluso acompañados de sus padres), del buen rollo general. Se denuncia a los raperos de antemano por sus pintas y pintadas, los excesos de unos pocos o porque lo que dice no gusta.

violadoresVayamos puramente a lo musical. Vale que no soy un experto, pero sigo diciendo que en el arte puedes apreciar con buen gusto la línea que divide al que vale mucho y al que vale menos. Ahí queda la cosa. El primer día fue indudable el reinado de Violadores. Claro que juegan en casa y que son el “pepino” del R.A.P. nacional, que han roto barreras continentales y venden discos como churros, pero “el fenómeno” no es por mera casualidad o pose comercial. Su despliegue sobre el escenario es modélico, cada cual ajustándose a su estilo propio, remarcando su dominio en cada solo y ganando en equiparación ante el público. Pero Violadores no es una suma de unos, es un conjunto, una máquina. Hate, Kase-O y Líriko se intercalan o funden con la fiabilidad del buen equipo, sin egos inflados, sobre la magnífica base de Rumba . Su espectáculo está medido, bien calculado y ejecutado con profesionalidad, con toda la estética del ramo y salpicando de sus hits con canciones menos recordadas, aunque me gustaría que le echaran algo más de improvisación, por poner un pero. Su reinado es incontestable. Antes había salido al patio Xhelazz, hijo putativo de Rap Solo, el quinto componente de Violadores (si Señor Rojo me lo permite), que sigue consolidando su buen hacer dentro del panorama y dando envoltorio de calidad (como cualidad) a la capitalidad de Zaragoza en el hip hop hispano más allá de Doble V. Su “Hijos del orgasmo” es de alta gama.

rapsus

El sábado la responsabilidad recayó en Rap’susklei, al que sigo sin pillar al puntito, pero que arrastra un público muy ferviente y que taladra el micro con rabia, embadurnado de Ragga madalenero (acompañado de Karty) y con verso inquisitivo, duro, protestón. Su métrica es más descarnada, va a la yugular y su voz tiene un amplio catálogo, pero a mi gusto le falta algo de limpieza. Faltó su DJ habitual, Hazhe. Había rumores de desencuentro. Antes llegaron los clásicos SFDK, cuyo directo (era el tercero que presenciaba) sigue a un nivel que alcanzan poquitos en España. Zatu y Acción Sánchez tienen una fuerza expresiva amasada en muchos años de profesión, tienen tablas. Me sorprendió que entraran a saco con sus temas más “comerciales” y luego viajaran por su último producto sin impregnar tanto al público. A los malagueños Hablando el Plata casi no los escuche, asi que me ahorro el comentario.

Decir que ambos días la clausura se dejó en manos de las “estrellas” procedentes de USA: The Game y DJ Premier (se había hablado de Ice T). La marca de internacional que se adosa al Festival provoca que casi todos los años se inserte para encabezar el cartel a ‘yankees’ que viertan sus versos de la Madre Patria del Hip Hop, aunque la barrera lingüistica sigue siendo una barrera insuperable y sea el producto nacional el que se lleve los vítores. La reflexión queda ahí y la idea de que el Festival se agigante y amplíe su espectro de base nacional (hubiera sido más feliz con El Chojín o Tote) en vez de ser un foco de expresión local y una parada insustancial para el veraniego Tour europeo de artistas estadounidenses que calan poco y (me figuro) cobran más que el poeta callejero local.

elniñoTres puntitos más. Intolerable el precio de las bebidas (7 euros el litro de cerveza es un insulto), elogiable el recuerdo que varios artistas tuvieron con la memoria de Michael Jackson y aplauso a las actividades paralelas (el escenario underground gratuito para grupos emergentes como Huellas de Barro, Tinta China o Insulino), las exhibiciones de break y la demostración del arte del grafitti que quedará en las paredes de la ciudad con permiso municipal y que me permitirá esbozar una sonrisa cuando vea un “cuadro” del Niño de las Pinturas en Zaragoza.

Anuncios

~ por sraly en 5 julio 2009.

Una respuesta to “Zaragoza Ciudad”

  1. Espero que rindieras al nivel que nos tienes acostumbrado, bro! Y taladraras cada una de las canciones de los doble V!Larga vida al rap, bro!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: