Ingenieria en timo


Ves las fotos y te caes de culo. Le pides al vecino que te de un par de zapatazos en la entrepierna para recuperar el control. Piensas, ‘soy el tipo con más suerte en el mundo, el más guapo, el más listo y el más de todo’. Ya lo decía tu madre, ¿verdad? Por fin la suerte te sonríe, que les den a todas esas niñatas que te rechazaron un bailoteo en el viaje de estudios a O’grove, a ese que se partía el culo cuando fallaste la canasta debajo del aro, al camarero de la uni que siempre te ponía el café hirviendo, al macarra del barrio que te robaba el bocata de chorizo pamplona… que les den por ahí. Ahora soy el rey. Tengo delante el anuncio de un dúplex cojonudo, ciento y pico metracos, una decoración pichimini de una monarquía noruega enemiga a los republicanos de Ikea, dos plazas de garaje para el trailer de los Rolling, el piso de tu vida en la calle más céntrica y molona de la ciudad. Flipas. Y solo 350 euracos, comunidad y gastos incluidos.

Le mandas ansioso un mail al contacto señalado en la página de turno y a los diez minutos te contestan. Algo empieza a oler a caca. El tipo se llama Matthew Longfold (lo buscas en Google y te aparece el nombre de un actor de Friends), es ingeniero y se ha tenido que pirar a Londres porque le han cambiado de destino en su empresa y que se ha llevado las llaves porque no conoce a nadie que te pueda enseñar el piso.  No permites que la peste a pufo  elimine toda su esperanza del ‘pisazo’ y le preguntas ingenuo: ‘¿Qué tengo que hacer para ver el piso?’. A los quince minutos ya tienes la respuesta en tu buzón de entrada. Después de una retahíla de sandeces, en la línea 13 te describe las instrucciones para ingresar un dinero en Western Union a cambio del envio por correo de las llaves y un contrato. Mi suerte se desvanece, las niñas de O’grove, el macarra del bocadillo y el camarero de la facultad tenían razón. Soy un puto pardillo. Bueno, no tanto. Yo paré ahí, pero la broma, el timo, ha hecho que gente pierda unos aurelios en el camino y se lucren gente sin escrúpulos. Si buscas piso y lees esto, ya estás advertido. Ten cuidado y no te fíes. Y denuncia.

Anuncios

~ por sraly en 8 septiembre 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: