Gramos


No hablo de un programa de radio minúsculo que llega a un transistor para sordos, hablo de un fenómeno seguido por millones, de un desayuno a base de ondas que despierta a medio país, un altavoz generalista que doma conciencias y mastica la primera información del día, bien opinada para evitar desvíos ideológicos, para el buen ciudadano y radioyente. Versaba en el guión un reportaje sobre el cultivo del azafrán en el país, un quema minutos entre las señales horarias y otra ración de medicina del partido que patrocina la cadena. El fragmento trataba las zonas en las que se produce la flor, cuál costoso es el trabajo de los agricultores, la cotización en el mercado, los usos en los fogones de cuatro tenedores… un tostón de dimensiones siderales, cuando, al señor periodista, con voz cuarentona, le da por soltar una de esas frases que te hacen frotarte el tímpano de la sorpresa.

“El azafrán, que como todo lo bueno en esta vida, se vende por gramos”

azafran-7

No hubo recriminación y un alud de voces tapó el comentario con naturalidad y sin histerismos. Nada había pasado. Buena lección periodistica: no des relevancia a algo, encajónalo entre los 40 minutos de deportes y el parte del tiempo y desaparecerá de la conciencia del universo. No sé si el señor periodista se levantó esa mañana con ganas de hacerse el listillo, de repente le entró por la mollera un deja vu de la fantástica noche anterior entre la porcelana del baño de la discoteca, se dejó llevar por el aire progresista y libertino del editorial de la emisora, simplemente no podía soportar el tema del azafrán y quiso echar al guiso otro condimento más efervescente o, lo que yo pensé, quería que le despidiesen y creyó que liarla parda sería una forma efectiva de alcanzar la puerta de salida. O quizá mi mente me ha llevado otra vez a la orilla de la perversión y solo se refería a esos otros placeres maravillosos que se venden por gramos; el chocolate, el jamón serrano, una tapa de gambas de Huelva, la sal de la vida o el alma.

Anuncios

~ por sraly en 9 noviembre 2009.

2 comentarios to “Gramos”

  1. Puede que el reportero decidiese soltar una de esas frases que no pasan desapercibidas para darle una pizca de … ¿¿humor?? y probar en un intento de ”enganchar” a más radiooyentes por si pudiese resultar demasiado ”tostón” la temática del debate realizado.
    Desde luego también imaginé que ese comentario fue un resquicio del subsconsciente de su noche pasada…

    • Gracias Eva por traspasar el umbral de esta humilde puerta. Espero que sigas transitando por estos lares y dejando tus comentarios para saber leer en vosotros mis textos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: