Bad religion


Invito a vuestras conciencias a un juego. Hablamos de religiones y de verdades absolutas que habitan consciente o inconscientemente en nuestra cabeza. Despliego ante vuestros ojos una serie de gruesas afirmaciones relacionadas con las religiones para que brote sin espera el primer pensamiento posible. Comparar la imagen que rescatais del archivo con la que me he pegado a cada una de las sentencias. Al menos le arrebatais unos segundas de vida a la hora de espera delante del ordenador o a que google cargue vuestra siguiente búsqueda.

Son unos salvajes radicales que muestran su fanatismo con actos de martirio voluntario y estúpido

 

 

Sus líderes espirituales lanzan mensajes extremismo y de odio hacia los contrarios a sus creencias

 

 

Promueven la discriminación machista y cubren con intolerantes y severos ropajes a sus devotas

 

 

Sus líderes políticos se consideran poseedores de la voluntad divina para avivar la intolerancia

 

 

Las mujeres son tratadas como despojos y esclavas al servicio de los hombres

 

 

Justifican con sus creencias actos de terrorismo

 

 

La religión es la peor enfermedad que posee el ser humano y sus extremismos el cáncer que nos iniquilará.

Anuncios

~ por sraly en 29 noviembre 2009.

3 comentarios to “Bad religion”

  1. Estoy de acuerdo en que los extremismos son una enfermedad, no solo los religiosos sino cualquier postura radical. Pero cuando dices que la religión es la peor enfermedad que posee el ser humano… te olvidas del extremo contrario, de toda esa gente que realiza buenas acciones movidas por sus creencias o que encuentra alivio a sus problemas también gracias a ellas.
    Un saludo.

    • Como todos los que dejais vuestros comentarios, no os falta razón, tampoco a ti Cris. Desde el corazón yo creo que la religión, descrita desde sus líderes, es solo un negocio que lucha por mantener su parte del pastel en el dominio espiritual, político y económico. Realmente hay religiosos que hacen el bien (yo me crie dentro de una parroquia obrera, de esos curas que se iban a curar leprosos o de misioneros a Sudán en plena guerra), pero creo que esas personas harían igualmente el bien fuera de una institución religiosa, ponle el nombre que quieras. Solo que muchas veces señalamos a unos como malos, cuando lo que consideramos como ‘normal’, en nuestro caso el catolicismo, cae en los mismos pecados y los mismos extremismos. Realmente fue demasiado devastador en mi afirmación, pero sí que la religión y sus líderes me merecen todo el desprecio. Gracias Cris por seguirme de nuevo

  2. Luego ellos mismos se quejan del fanatismo de otras religiones, se les llena la boca de palabras vacias (vaciadas por ellos mismos) como solidaridad, fraternidad, igualdad, cuando ellos (los jefes) están forrados en sus feudos, incluso tienen un estado (Vaticano). Son amigos (los jefes) de los vencedores y les da igual el color que tengan, siempre y cuando saquen tajada, solo tenemos que recordar las fotos con los dictadores del siglo pasado con el brazo en alto y la mano derecha bien estendida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: