El mensaje real


Recuerdo las Navidades en casa de los abuelos y la megareunión familiar como un recuerdo de la Prehistoria. El jaleo femenino en la cocina por el dominio de las cacerolas, la frontera entre la mesa de los niños y de los adultos, los cardos con salsa de almendras que sobraban hasta febrero, la envidia infantil por tener el regalo del primo, la bandeja inmensa de turrones y el repaso a los nuevos sabores, la partida de cartas posterior con el copazo y la repetición de las historietas de siempre… y mi abuelo pidiendo silencio para escuchar el mesaje del Rey. Nunca entendí tanta atención, porque era necesario escuchar a ese señor vestido de militar contando cosas que no me interesaban y que me sonaban a lo de siempre, me parecía el momento más rancio de la cena y el más aburrido de largo.

Hoy, se ha hecho pública la decisión de que Euskal Telebista ofrecezca por su segundo canal (el que no emite en euskera) el mensaje navideño del Rey, el ‘tostón’ que todos nos teníamos que comer antes de los turrones y que los vascos se habían saltado a la torera por el apagón monárquico de los Lehendakaris del PNV en su canal nacionalista. A Lendakari sociata nuevo, Rey puesto en ETB2. Los nuevos dirigentes del PSE afirman que esta decisión está integrada en la serie de gestos con los que pretenden dar normalidad a la sociedad vasca y reflejar el diferente arco de ideologías, el pluralismo que existe en el País Vasco. Entiendo el mensaje y la intención de fumigar aquellas costumbres que durante las casi tres décadas de gobierno del PNV se instalaron en Euskadi, pero no hallo una verdadera relevancia al hecho más allá de la fachada publicitaria como cuando se quiere llevar la Vuelta o un partido de la selección a San Mamés. Temas para dar que hablar y buscar la simpatía fuera de las fronteras de Euskadi. Sin embargo, mi reflexión, si el sentido de la ‘novedad’ es dar cobertura a todas las ideologías vascas y no solo a los nacionalistas, creo que habría que hacer como en las campañas electorales y permitir que cada segmento de la población tuvieran sus cinco minutos de fama, incluso a aquel que no se le permite el voto o dar libertad a aquellos que no comparten la visión de un estado monárquico. No sé, quizá que permitieran un mensaje a los carlistas, los del partido del Canabis, a los del Comando Almogavar, los antitaurinos, los de Fuerza Nueva o a los de Familia y Vida… a todo el mundo que quiera decir algo en esa plural Euskadi.  

Mensaje navideño para el Comando Almogavar, ¡YA!

Realmente me parece ridículo este debate, que ETB emita o no el irrelevante mensaje del Rey, a mí me da igual y a casi todos menos a los abuelos, como el mío, que aún tienen acostumbrado el cuerpo a los mensajes institucionales, porque en el País Vasco ya se podía seguir por todas las cadenas nacionales. Lo que yo haría es prohibirlo, por razones de espectáculo televisivo, porque aburre y huele a nactalina, y colocar un discurso de la Belén Esteban, que, como su majestad, revienta los shares con su carácter mundano y sus palabras huecas a millón el kilo.

Anuncios

~ por sraly en 21 diciembre 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: