El G-2


Tras el frustrado intento del planeta de hacer algo en favor de si mismo, lo único que salió claro de Copenhagen fue que aquí los que tienen la sartén por el mango son Estados Unidos y China, que diseñaron los acuerdos a su antojo con mínimos recortes de sus emisiones nocivas. Los analistas de relaciones internacionales han corrido a decir que de esa conferencia ha salido el G-2, el nuevo bipolarismo que controlará nuestras almas en las próximas décadas. Solo pido una reflexión. Estos dos países forman parte de los cuatro (junto a las democracias islámicas de Irán, siempre en los medios porque no es nuestro aliado, y Arabia Saudí, nunca en nuestro medios porque su islamismo radical es nuestro aliado) estados que más personas matan oficialmente, legalmente, es decir, por pena de muerte. China, la comunista para los pobres y capitalista para los ricos, se lleva la palma y lleva al matadero a más de 1.700 personas al año (según los datos comprobados por Amnistia Internacional, aunque se temen que son muchos más) y USA no llega al centenar, pero ahí está el dato. ¿En qué planeta vivimos en el que las superpotencias que nos dirigen se autorizan moralmente a ejecutar de forma justa? ¿Por qué solo nos preocupamos de esta realidad cuando matan a una de los nuestros, como al británico asesinado ayer al que parecía que había que amnistiarle por tener una enfermedad mental y no por ser persona? No soy tan ingenuo para pensar que otros estados no cuentan con la pena de muerte, no en sus códigos civiles pero sí al bombardear estados enemigos porque les viene en gana (hablamos otra vez de USA, que mató a ocho niños en Afganistán la semana pasada, pero también de Israel y su genocidio judio… de y otros) o aquellos que venden armas para que otros se maten (España es la sexta en la lista en este bello negocio), por no hablar de guerras encubiertas o la más silenciosa del estrangulamiento de los ricos a los pobres para mantener nuestro estatus. Quizá por eso, porque todo está tan podrido, no merece la pena salvar este planeta de nosotros mismos.

Anuncios

~ por sraly en 30 diciembre 2009.

Una respuesta to “El G-2”

  1. Tienes mucha razón.
    No me enorgullece nada decírtelo, pero no tengo idea de lo que anda pasando en el mundo estos días, no leo períodicos ni veo la televisión, y desde aquí me entero de vez en cuando de toda la hipocresía que nos rodea; bien contada por ti.
    Sigue denunciando desde tu pequeña puerta abierta.
    Un saludo y feliz año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: