El secreto


‘Era raro, ese vecino era raro’. Los vecinos nos informaron de que apenas hablaban, guardaba un escrito silencio en los encuentros comunales. No hacía más de unos meses que habitaba ese piso. Calle céntica. El casero recibía el cheque puntualmente. No se hizo más preguntas. La señora de la limpieza no notó nada diferente. Dos visitas a la semana para fregar los platos, hacer una lavadora y quitar el polvo. ‘¿Encontraste mapas?’. Cabeceó afirmativamente a nuestra pregunta. Seguimos su pasos para encontar evidencias. Nunca alteraba su ruta. Nuestras sospechas fueron adquiriendo cuerpo real hasta que decidimos entrar en su piso. Su secreto sería desvelado. Unos rollos de mapas aéreos en el armario, datos de las rutas en el ordenador, un título de piloto y un simulador profesional de vuelo. Cuando volviera a casa le detendríamos. Lo habíamos descubierto. El controlador no se saldríac on la suya.

Anuncios

~ por sraly en 4 diciembre 2010.

2 comentarios to “El secreto”

  1. Me gusta tu minirelato, con un poquitín de intriga y haciendo referente a un tema de la actualidad desde otro prisma,creando otro ambiente, y he sentido que formaba parte de tu historia,he puesto imágenes al edificio, al rellano, a las escaleras a los vecinos y a la casa y a la empleada del hogar y …Sonrío…

  2. Oportuno relato que envuelve en misterio literario lo que se desveló en la realidad.
    Salut y Feliz Navidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: